¿Cuáles son las diferencias clave entre los tipos de magnesio en términos de absorción y propiedades, y cómo afectan a la salud?

Las propiedades beneficiosas del magnesio son similares independientemente del tipo de magnesio que tomemos, pero las diferencias clave radican en la tasa de absorción y la tolerancia individual. La absorción de magnesio puede variar según el tipo de compuesto de magnesio utilizado.

Las propiedades comunes del magnesio

  1. Apoyo a la función muscular y nerviosa: El magnesio es esencial para la transmisión de señales nerviosas y la contracción muscular.
  2. Apoyo al sistema cardiovascular: Puede contribuir a mantener la salud del corazón y la circulación.
  3. Regulación del azúcar en sangre: El magnesio desempeña un papel en la sensibilidad a la insulina y la regulación del azúcar en sangre.
  4. Apoyo al sistema óseo: Trabaja junto con otros minerales para mantener la salud ósea.
  5. Alivio del estrés y mejora del sueño: El magnesio puede tener efectos relajantes y ayudar en la calidad del sueño.

Las diferencias en la absorción y tolerancia entre los tipos de magnesio pueden influir en cuál es más adecuado para ciertas personas o situaciones. Por ejemplo, el citrato de magnesio se absorbe bien y puede ser útil para problemas de estreñimiento, mientras que el glicinato de magnesio es considerado más suave para el estómago.

Si no consideramos la absorción y la tolerancia, es decir, si nos centramos únicamente en las moléculas que acompañan al magnesio sin tener en cuenta su capacidad de ser absorbidas por el cuerpo o la posibilidad de causar molestias, las propiedades específicas de estas moléculas pueden influir en ciertos beneficios para la salud. Aquí hay algunos ejemplos:

  1. Ácido cítrico (citrato de magnesio): Además de mejorar la absorción, el ácido cítrico puede tener propiedades alcalinizantes y ayudar en la prevención de cálculos renales.
  2. Glicina (glicinato de magnesio): La glicina es un aminoácido con propiedades calmantes y puede favorecer la relajación muscular y la calidad del sueño.
  3. Taurina (taurato de magnesio): La taurina tiene propiedades antioxidantes y puede tener beneficios cardiovasculares y antiinflamatorios.
  4. Lactato (lactato de magnesio): Además de su uso como suplemento, el lactato puede ayudar a equilibrar el pH del cuerpo.
  5. Sulfato (sulfato de magnesio): El sulfato tiene propiedades laxantes y se utiliza en baños de sales de Epsom para aliviar dolores musculares y tensiones.

Un suplemento de magnesio cuya absorción y digestión sean deficientes puede ofrecer escasos beneficios y, en algunos casos, generar más problemas que soluciones, subrayando la importancia de elegir cuidadosamente la forma de magnesio para asegurar su eficacia en la mejora de la salud.

La elección del tipo de magnesio crucialmente depende de la tolerancia y absorción individual, ya que de nada sirve un magnesio con numerosas propiedades si nuestro organismo no puede aprovecharlas eficazmente

Herborístería Xàtiva