Dieta paleolítica

La dieta paleolítica, también conocida como la dieta del hombre de las cavernas o la dieta paleo, se basa en los supuestos hábitos alimenticios de nuestros antepasados ​​del Paleolítico. La idea detrás de esta dieta es que los seres humanos deberían volver a comer como lo hicieron durante ese período, antes de la agricultura y la ganadería intensiva.

La dieta paleolítica se centra en alimentos naturales no procesados y se basa en la premisa de que los seres humanos evolucionaron para comer una dieta similar. A continuación, se presentan algunos de los principios básicos de la dieta paleo:

  1. Alimentos permitidos: se recomienda consumir carnes magras (aves, carne de res, cerdo), pescado, mariscos, huevos, frutas, verduras, nueces y semillas. Estos alimentos son considerados fundamentales para la dieta paleo debido a su disponibilidad durante el Paleolítico.
  2. Énfasis en alimentos naturales: se prioriza el consumo de alimentos no procesados y orgánicos. La idea es evitar los alimentos industrializados, químicos y aditivos modernos.
  3. Mayor consumo de proteínas y grasas saludables: la dieta paleo suele ser rica en proteínas y grasas saludables, como las provenientes de pescado, carne magra, aguacates, nueces y aceite de oliva. Se promueve el consumo moderado de grasas saturadas provenientes de fuentes naturales.

Dieta paleo alimentos prohibidos

  1. Alimentos no permitidos: la dieta paleo excluye alimentos procesados, granos (trigo, arroz, avena, etc.), legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos), lácteos, azúcar refinada, aceites vegetales refinados y alimentos con aditivos artificiales.
  2. Exclusión de lácteos y granos: se elimina el consumo de lácteos y granos debido a que se considera que fueron introducidos en la dieta humana después del período Paleolítico y no se habrían adaptado completamente a ellos.

Es importante destacar que la dieta paleo tiene defensores y críticos. Algunos argumentan que se asemeja a una dieta equilibrada y promueve el consumo de alimentos frescos y no procesados. Sin embargo, otros señalan que la evidencia científica sobre los hábitos alimenticios exactos de nuestros antepasados ​​es limitada y que no hay un consenso claro sobre qué es una dieta paleo “auténtica”. Como con cualquier dieta, es importante adaptarla a las necesidades y preferencias individuales, y buscar asesoramiento profesional si es necesario.

Dieta paleolítica menú semanal

Herborístería Xàtiva