La dieta alcalina ácido-base,

La dieta alcalina, también conocida como la dieta alcalina-acidificante o la dieta alcalina ácido-base, es un enfoque dietético que se basa en consumir alimentos que promueven un ambiente alcalino en el organismo. Se sostiene que una dieta alcalina puede ayudar a equilibrar el pH corporal y mejorar la salud.

Según los defensores de esta dieta, el consumo excesivo de alimentos acidificantes, como carnes, productos lácteos, azúcar, alimentos procesados y granos refinados, puede generar un desequilibrio en el pH del cuerpo y aumentar el riesgo de enfermedades como la osteoporosis, la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas. Por lo tanto, se sugiere evitar o limitar estos alimentos y consumir principalmente alimentos alcalinizantes, como frutas y verduras, legumbres, frutos secos y semillas.

La alcalinidad es una medida del pH en nuestro organismo, que indica el grado de acidez o alcalinidad de nuestros fluidos corporales, como la sangre, la saliva y la orina. El pH se mide en una escala que va de 0 a 14, donde 7 es considerado neutro. Valores por debajo de 7 indican acidez, mientras que valores por encima de 7 indican alcalinidad.

El equilibrio ácido-base en nuestro cuerpo es importante para el funcionamiento adecuado de diversas funciones fisiológicas. Aunque ciertas partes del cuerpo, como el estómago, son naturalmente ácidas, el resto del organismo tiende a funcionar mejor en un ambiente ligeramente alcalino.

La influencia de la alcalinidad en nuestra salud se ha convertido en un tema de interés en los últimos años, pero es importante tener en cuenta que el cuerpo humano tiene sistemas de regulación muy eficientes que mantienen un equilibrio ácido-base adecuado. Sin embargo, algunos defensores de la dieta alcalina argumentan que una alimentación rica en alimentos alcalinos puede ayudar a mantener este equilibrio y promover una mejor salud.

Se ha sugerido que una dieta alcalina, que se enfoca en consumir alimentos que promueven la alcalinidad en el organismo, puede tener beneficios potenciales para la salud, como reducir la inflamación, mejorar la digestión, aumentar la energía y promover la pérdida de peso.

Es importante tener en cuenta que el cuerpo humano es capaz de mantener un equilibrio ácido-base saludable por sí mismo, y que no se deben tomar medidas extremas, como seguir dietas restrictivas, sin la supervisión adecuada de un profesional de la salud. Además, cada persona es diferente y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

Algunos de los alimentos considerados alcalinizantes en la dieta alcalina incluyen:

  • Frutas: limones, limas, sandía, kiwi, pomelo, aguacate, melón, entre otros.
  • Verduras: espinacas, pepinos, brócoli, col rizada, coliflor, zanahorias, remolachas, entre otros.
  • Legumbres: lentejas, garbanzos, frijoles, guisantes, entre otros.
  • Frutos secos y semillas: almendras, nueces, semillas de girasol, semillas de calabaza, entre otros.
  • Alimentos fermentados: como el chucrut y el kimchi.

Los defensores de esta dieta sugieren también limitar o evitar ciertos alimentos acidificantes, como la carne roja, los lácteos, los alimentos procesados, los edulcorantes artificiales y las bebidas carbonatadas.

Es importante destacar que, si bien la dieta alcalina ha ganado popularidad, no existe consenso científico sobre su efectividad para mejorar la salud. El cuerpo humano tiene sistemas de regulación muy eficientes que mantienen un equilibrio ácido-base adecuado, y la mayoría de las evidencias actuales sugieren que la dieta tiene un efecto mínimo en el pH sanguíneo. Sin embargo, una dieta alcalina puede tener beneficios indirectos al promover la ingesta de alimentos saludables, como frutas y verduras.

Herborístería Xàtiva