¿Qué hierro hace menos daño al estómago?

La biodisponibilidad y la tolerancia gastrointestinal del hierro pueden depender de varios factores, incluida la forma en que se presenta el hierro en el suplemento. A continuación, mencionaré algunas formas de suplementos de hierro que suelen ser más biodisponibles y causan menos problemas gastrointestinales:

  1. Hierro bisglicinato: El hierro bisglicinato es una forma quelada de hierro en la que el hierro se combina con dos moléculas de glicina. Esta forma se considera altamente biodisponible y generalmente es suave para el estómago. Es menos probable que cause irritación gastrointestinal en comparación con otras formas de hierro.
  2. Hierro liposomal: Los suplementos de hierro liposomal contienen hierro encapsulado en liposomas, que son pequeñas vesículas lipídicas. Esta forma puede ser mejor absorbida que algunas otras formas de hierro y es menos propensa a causar problemas gastrointestinales.
  3. Gluconato ferroso El hierro en forma de gluconato ferroso es una opción de suplemento de hierro que se utiliza de forma cómoda. El gluconato ferroso es una sal de hierro que se encuentra en muchos suplementos y se considera una forma biodisponible de hierro. Sin embargo, en comparación con otras formas de suplementos de hierro, como el hierro bisglicinato o el hierro ferroso, el gluconato ferroso podría tener una biodisponibilidad ligeramente menor. La tolerancia gastrointestinal al gluconato ferroso puede variar de persona a persona. En general, es menos propenso a causar problemas gastrointestinales graves que algunas otras formas de hierro, como el sulfato ferroso, pero aún así, algunas personas pueden experimentar efectos secundarios leves, como estreñimiento o malestar estomacal al tomarlo. Tomar suplementos de hierro con alimentos o dividir la dosis diaria en varias tomas más pequeñas a lo largo del día puede ayudar a reducir la probabilidad de efectos secundarios gastrointestinales.
  4. Hierro ferroso: El hierro ferroso, que incluye el sulfato ferroso y el fumarato ferroso, es una forma común de suplemento de hierro. Tiene una biodisponibilidad razonable y es bien tolerado por muchas personas. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar molestias estomacales con estas formas, por lo que es importante tomarlas con alimentos.
  5. Hierro hemo: El hierro hemo es la forma de hierro que se encuentra en alimentos de origen animal, como carnes rojas, aves y pescado. Tiene una alta biodisponibilidad y suele ser bien tolerado. Consumir alimentos ricos en hierro hemo es una forma natural de aumentar la ingesta de hierro sin recurrir a suplementos..

Es importante recordar que la biodisponibilidad del hierro también puede verse influenciada por otros factores, como la presencia de otros alimentos en el tracto digestivo y las necesidades individuales de cada persona.

Herborístería Xàtiva