¿Cómo limpiar la lengua durante una depuración?

Durante una depuración o limpieza del cuerpo, es común que se preste atención a la higiene oral, incluyendo la limpieza de la lengua. La limpieza de la lengua es importante porque puede acumular bacterias, residuos de alimentos y células muertas, lo que puede contribuir al mal aliento y afectar la salud bucal en general.

Existen varios sistemas de limpieza de lengua disponibles en el mercado que pueden utilizarse durante una depuración. Algunas opciones populares incluyen:

  1. Limpiador de lengua: Es un instrumento en forma de “U” o “V” que se utiliza para raspar suavemente la superficie de la lengua y eliminar los residuos acumulados. Estos limpiadores suelen estar hechos de acero inoxidable o plástico y se pueden encontrar en muchos herbolarios o tiendas de productos para el cuidado bucal.
  2. Cepillo de lengua: Algunos cepillos de dientes vienen con un lado especial diseñado para limpiar la lengua. Estos cepillos suelen tener cerdas suaves y se utilizan para cepillar suavemente la lengua y eliminar los residuos.
  3. Raspador de lengua de cobre: El raspador de lengua de cobre es otra opción popular. Se cree que el cobre tiene propiedades antimicrobianas naturales, por lo que se considera beneficioso para la higiene bucal. Se utiliza de manera similar a un limpiador de lengua, raspando suavemente la lengua para eliminar los residuos.

Es importante tener en cuenta que, aunque la limpieza de la lengua puede ser beneficiosa para la salud bucal, no está directamente relacionada con la depuración interna del cuerpo. Durante una depuración, es fundamental mantener una buena higiene bucal en general, incluyendo el cepillado regular de los dientes, el uso de hilo dental y la limpieza de la lengua.

Protocolo de limpieza de la lengua:

  1. Lávate las manos: Antes de comenzar cualquier proceso de limpieza bucal, asegúrate de lavarte las manos con agua y jabón para evitar la propagación de bacterias.
  2. Prepara el utensilio de limpieza: Existen diferentes utensilios que puedes utilizar para limpiar la lengua, como raspadores de lengua o cepillos de lengua. Selecciona el que te resulte más cómodo o que mejor se adapte a tus necesidades.
  3. Coloca el utensilio en la lengua: Con cuidado, coloca el raspador o cepillo en la parte posterior de la lengua, lo más lejos posible. Asegúrate de no presionar demasiado fuerte para evitar irritaciones.
  4. Raspa o cepilla la lengua: Desliza suavemente el utensilio hacia adelante, desde la parte posterior hacia la punta de la lengua. Puedes hacerlo varias veces, asegurándote de cubrir toda la superficie de la lengua. Si utilizas un raspador, limpia el utensilio con agua después de cada pasada para eliminar los residuos acumulados.
  5. Enjuaga el utensilio y la boca: Después de limpiar la lengua, enjuaga el utensilio con agua para eliminar cualquier residuo. Luego, enjuaga tu boca con agua de mar o realiza un enjuague bucal para eliminar cualquier residuo suelto.
  6. Cepilla tus dientes y enjuaga nuevamente: Continúa tu rutina de cepillado de dientes normal utilizando pasta de dientes y un cepillo de dientes suave. Cepilla tus dientes y lengua en movimientos suaves y circulares. Luego, enjuaga tu boca nuevamente con agua o un enjuague bucal.

Recuerda que la limpieza de la lengua debe realizarse de manera regular, preferiblemente dos veces al día, como parte de una rutina de higiene bucal completa. Además, es importante mantener una buena higiene bucal en general, como cepillarse los dientes al menos dos veces al día, usar hilo dental y visitar regularmente al dentista.

HERBORISTERÍA XÀTIVA