Las Vitaminas

Las vitaminas son compuestos orgánicos esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Aunque las vitaminas no proporcionan energía directamente, son necesarias para procesos metabólicos clave, el crecimiento, el desarrollo y el mantenimiento de la salud en general. A menudo se requieren en pequeñas cantidades, pero su deficiencia o exceso puede tener efectos negativos en la salud.

Existen 13 vitaminas diferentes que se clasifican en dos categorías principales: vitaminas solubles en grasa y vitaminas solubles en agua.

  1. Vitaminas solubles en grasa:
    • Vitamina A: importante para la visión, el crecimiento celular, la función inmunológica y la salud de la piel.
    • Vitamina D: necesaria para la absorción de calcio y fósforo, y para mantener huesos y dientes saludables.
    • Vitamina E: actúa como antioxidante, protegiendo las células del daño oxidativo.
    • Vitamina K: esencial para la coagulación de la sangre y la salud ósea.
  2. Vitaminas solubles en agua:
    • Vitamina C: necesaria para la formación de colágeno, la absorción de hierro, la función inmunológica y la salud de las encías.
    • Complejo de vitamina B: incluye varias vitaminas B, como B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina), B7 (biotina), B9 (ácido fólico) y B12 (cobalamina). Estas vitaminas desempeñan funciones importantes en el metabolismo celular, la producción de energía y la salud del sistema nervioso.

Es importante obtener vitaminas a través de una dieta equilibrada y variada, ya que el cuerpo humano no puede producir la mayoría de ellas en cantidades adecuadas. . En algunos casos, los suplementos vitamínicos pueden ser recomendados por un profesional de la salud, especialmente en situaciones de deficiencia o necesidades especiales. Sin embargo, siempre es recomendable consultar con un médico antes de comenzar cualquier suplementación.

Herborístería Xàtiva