¿Para qué sirven las vitaminas k2 y k1 y cuáles son sus diferencias?

La vitamina K es un grupo de vitaminas liposolubles que desempeñan diferentes funciones en el cuerpo. Existen dos formas principales de vitamina K:

Vitamina K1 (filoquinona)

Vitamina K2 (menaquinona)

¿Qué alimentos contienen más vitamina K?

  1. Vitamina K1 (filoquinona): Se encuentra principalmente en las plantas, especialmente en las verduras de hojas verdes.

Alimentos ricos en vitamina K1: Verduras de hoja verde (espinacas, col rizada, brócoli), ciertas aceites vegetales.

  1. Vitamina K2 (menaquinona): Esta forma de vitamina K se encuentra en alimentos fermentados y en productos de origen animal. La vitamina K2 se subdivide en varias subformas, como MK-4, MK-7, MK-8 y MK-9, dependiendo de la longitud de la cadena lateral isoprenoide.

Alimentos ricos en vitamina K2: Alimentos fermentados (natto), quesos, productos animales (hígado).

¿Qué es mejor vitamina K1 o K2?

Vitamina K1 (filoquinona): es la que se utiliza más comúnmente en el proceso de coagulación de la sangre. La vitamina K1 es esencial para la síntesis de proteínas necesarias para la coagulación sanguínea, como la protrombina.

Vitamina K2 (menaquinona):La vitamina K2 juega un papel crucial en la salud ósea y cardiovascular. Es importante para la activación de las proteínas que regulan la deposición de calcio en los huesos y en los tejidos blandos, ayudando a mantener una estructura ósea saludable y evitando la calcificación arterial.

En resumen, aunque tanto la vitamina K1 como la K2 son parte del mismo grupo de vitaminas K y comparten algunas funciones similares, como la participación en la coagulación de la sangre, tienen diferentes fuentes dietéticas y desempeñan roles específicos en la salud del cuerpo. La vitamina K1 está más relacionada con la coagulación sanguínea, mientras que la vitamina K2 es más relevante para la salud ósea y cardiovascular.

¿Quién no debe tomar vitamina K2?

  1. Personas que toman anticoagulantes:
    • Interacción con anticoagulantes: Como mencionamos anteriormente, la vitamina K2 puede interferir con la efectividad de los anticoagulantes como la warfarina. La vitamina K puede reducir la capacidad del anticoagulante para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.
    • Recomendación: Las personas que toman anticoagulantes deben consultar a su médico antes de tomar suplementos de vitamina K2. El médico puede recomendar una ingesta constante y controlada de vitamina K para ajustar adecuadamente la dosis del anticoagulante.
  2. Personas con trastornos hemorrágicos:
    • Riesgo de interferencia: La vitamina K2 puede afectar el control de los trastornos hemorrágicos que dependen de un delicado equilibrio de coagulación.
    • Recomendación: Consultar a un médico antes de usar suplementos de vitamina K2 para asegurar que no afectará negativamente el manejo del trastorno hemorrágico.
  3. Embarazo y lactancia:
    • Seguridad no establecida: Aunque la vitamina K2 es importante para la salud ósea y cardiovascular, no hay suficientes estudios que aseguren su seguridad en dosis suplementarias durante el embarazo y la lactancia.
    • Recomendación: Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben consultar a su médico antes de tomar suplementos de vitamina K2.
  4. Alergias y reacciones adversas:
    • Posibles reacciones: Aunque es raro, algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas a los suplementos de vitamina K2.
    • Recomendación: Si se experimenta cualquier reacción adversa, como erupciones cutáneas, picazón, o hinchazón, se debe suspender el uso del suplemento y consultar a un médico.

¿Quién no debe tomar vitamina K1?

Personas que toman anticoagulantes (como warfarina):

  • Interacción con anticoagulantes: La vitamina K1 puede interferir con la efectividad de los anticoagulantes como la warfarina. La vitamina K1 puede reducir la capacidad del anticoagulante para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.
  • Recomendación: Es crucial que las personas que toman anticoagulantes mantengan una ingesta constante de vitamina K1 para que su médico pueda ajustar la dosis del medicamento adecuadamente. Siempre consulte a su médico antes de tomar suplementos de vitamina K1.

Trastornos hemorrágicos:

  • Riesgo de interferencia: La vitamina K1 puede afectar el manejo de trastornos hemorrágicos, que dependen de un equilibrio delicado en la coagulación.
  • Recomendación: Las personas con trastornos hemorrágicos deben consultar a un médico antes de usar suplementos de vitamina K1.

Alergias y reacciones adversas:

  • Posibles reacciones: Aunque es raro, algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas a la vitamina K1.
  • Recomendación: Si se experimenta alguna reacción adversa, como erupciones cutáneas, picazón o hinchazón, se debe suspender el uso del suplemento y consultar a un médico.

Condiciones de salud específicas:

  • Enfermedades hepáticas: Las personas con enfermedades hepáticas pueden tener alteraciones en el metabolismo de la vitamina K1, lo que podría requerir ajustes en la suplementación.
  • Recomendación: Consultar a un médico para evaluar la necesidad y la dosis adecuada de vitamina K1 en el contexto de enfermedades hepáticas.

Embarazo y lactancia:

  • Seguridad: La vitamina K1 es generalmente segura durante el embarazo y la lactancia cuando se obtiene a través de la dieta. Sin embargo, las dosis altas de suplementos deben ser evaluadas por un médico.
  • Recomendación: Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben consultar a su médico antes de tomar suplementos de vitamina K1.

Herborístería Xàtiva