fbpx

ESPINO BLANCO

ESPINO BLANCO XATIVA


ESPINO BLANCO

El Crataegus oxyacantha L. es una especie de espino blanco que coexiste con el Crataegus monogyna L., siendo las propiedades de ambos prácticamente idénticas. Se diferencian en que las bayas de la especie oxyacantha tienen dos o tres huesos, mientras que las de la monogyna solo poseen uno.

Las flores y los frutos del espino blanco, constituyen uno de los remedios vegetales más efectivos para el tratamiento de la taquicardia, la hipertensión y otros trastornos cardiocirculatorios de origen nervioso.

Dioscórides, agudo observador, brillante botánico y destacado médico, ya recomendaba esta planta para fortalecer el organismo y para curar diversas afecciones. Quizá le viene de entonces su nombre de Crataegus, que en griego quiere decir ‘cabras fuertes’.

El espino blanco ha sido siempre muy apreciado como remedio. Pero el conocimiento empírico que de él se tenía, basado en sus efectos sobre las cabras, no pudo ser comprobado científicamente hasta el siglo XIX. Jennings y otros médicos estadounidenses de esa época, estudiaron las propiedades cardiotónicas del espino blanco.
En nuestros días, el espino blanco goza de un gran prestigio como planta medicinal, y forma parte de numerosos preparados fitoterapéuticos.

PROPIEDADES E INDICACIONES:

Las flores sobre todo, y también los frutos del espino blanco, contienen diversos glucósidos flavónicos, que químicamente son polifenoles, a los cuales se atribuye su acción sobre el corazón y el aparato circulatorio. Se encuentran además derivados triterpénicos y diversas aminas biógenas (trimetilamina, colina, tiramina, etc.), que potencian su efecto cardiotónico.

Toda la planta, gracias a las propiedades del conjunto de estas sustancias que contiene, es:
Cardiotónica: Propiedad atribuida sobre todo a los flavonoides.

Esta enzima es la que descompone el ATP, sustancia que sirve de fuente de energía para las células, incluidas las del músculo cardíaco. Al impedirse la destrucción del ATP, las células disponen de mayor energía, y se produce un aumento de la fuerza contráctil del corazón, y una regularización de su ritmo. Por esta razón, el espino blanco tiene las siguientes indicaciones:

—Insuficiencia cardíaca

(debilidad del corazón), acompañada o no de dilatación de sus cavidades, debida a miocarditis o miocardiopatías (inflamación o degeneración del músculo cardíaco), lesiones valvulares o infarto de miocardio reciente.

—Arritmias (trastornos del ritmo del corazón):

Extrasístoles (palpitaciones), taquicardia, fibrilación auricular o bloqueos.

—Angina de pecho:

El espino blanco aumenta el riego sanguíneo en arterias coronarias, y combate espasmo, causante de la angina pecho. Es un buen vasodilatador de las arterias coronarias.

El efecto cardiotónico y antiarritmico del espino blanco es similar al que se obtiene con la digital (no en casos agudos).

El espino blanco carece de la toxicidad y de los peligros de acumulación propios del digital.

• Normotensora:

El espino blanco tiene un efecto regulador sobre la tensión arterial, pues la hace descender en quienes la tienen alta y provoca su ascenso en los que padcen de hipotensión.
Su acción normalizadora sobre la hipertensión es rápida y evidente, consiguiéndo un efecto sedante del sistema nervioso simpatico (efecto simpaticolítico)

Resulta útil en aquellas personas que padecen de nerviosismo, con sensación de opresión en el corazón, taquicardia, dificultad para respirar, angustia o insomnio. Es una de las plantas ansiolíticas (que elimina
ansiedad) más efectivas que se conocen.
.
Extraído: Enciclopedia de las plantas Medicinales del Dr Pamplona Roger..

Herboristeria,,venta online de productos de herbolario al mejor precio.